¿Por qué Ethernet?


Cuando presentamos la lección sobre la evolución de los buses de campo en Tendencias Evolutivas de Automatización mostramos como la conectividad en los sistemas de control fue evolucionando desde el modo manual, a controles  neumáticos, a lazos de 4-20mA, a la tecnología Fieldbus y finalmente al concepto de Ethernet  Industrial. Cada paso mejoró la capacidad de los usuarios para instalar, poner en marcha, operar y mantener sus líneas de producción.

El paso a los buses de campo proporcionó los beneficios de un cableado reducido, información adicional y diagnósticos más rápidos. También implicó un cambio radical al pasar del mundo analógico al mundo digital. PROFIBUS, el bus de campo más vendido del mundo, utiliza el estándar RS485 para transmitir mensajes de hasta 244 bytes de longitud, a velocidades de hasta 12Mbit/s. PROFIBUS presenta limitaciones en el número de dispositivos que se pueden conectar en un segmento (32) y un límite en el número total de dispositivos que se puede conectar (128). PROFIBUS requiere del uso de resistencias de terminación y de repetidores entre segmentos RS485. Desde la aceptación de PROFIBUS en los años 90s, se han instalado decenas de millones de nodos PROFIBUS en innumerables redes. En aquellos casos raros en los que hay un problema con una red PROFIBUS, la experiencia demostró que en 9 de cada 10 casos el mismo se debe a un cableado defectuoso realizado por un instalador o a la segmentación del bus RS485 durante la instalación.

Ethernet incorpora y mejora los beneficios de los buses de campo. PROFINET proporciona actualizaciones de datos más rápidas, más ancho de banda, mensajes más grandes, un espacio de direcciones ilimitado y más diagnósticos que PROFIBUS. PROFINET aprovecha la tecnología Ethernet estándar y por lo tanto elimina el factor de los errores de instalación que pueden surgir en una red RS485.